Click y Click

Hyundai

viernes, 21 de abril de 2017

Señor tu eres la Luz, enséñanos el Camino: A mi Semana Santa de Málaga

Después de realizar una serie de trabajos y colaboraciones culturales, Conservatorio Profesional de Danza “Pepa Flores” (Videos y Fotos) de la obra “Las mil y Una Andalucía”, un reportaje fotográfico para la obra “Bodas de Sangre” donde trabaja mi amigo Antonio Alfaro, los reportajes de mis coches para estar al día en el Blog “El Mundo del Motor Málaga”, todo de forma altruista; el pasado miércoles Santo me retiré a concentrarme una vez más y poder estar preparado para asumir mi atrevimiento de fotografiar de forma diferente a mi querido “Cristo de Mena”.

Salida del Cristo de Mena a hombros de los legionarios. © Antonio Diestro
Cada día te necesitamos para que ilumines el camino a estos elementos que quieren consagrarse a perpetuidad en un homenaje a la mediocridad que hoy impera en el mundo. Esa catadura de políticos en un lado corruptos, en otro asesinos porque justifican las matanzas y en otros usurpadores del poder popular donde la mentira, el caciquismo y la falta de valores reina, cual becerro de oro postulando desde ese cenit efímero sus credos que nunca cumplen. Pero tu que conoces el mayor sufrimiento, da tu “luz” para que la raza humana encuentre el camino de la coherencia, el entendimiento y la concordia.

La hipocresía y la mentira son premisas de la mediocridad
que se ha instalado cómodamente en nuestra sociedad
sin el menor respeto a nuestros valores, la ética
tradiciones y el sentido común,
Por eso Jesús, Cristo de Mena,
no nos abandones y otórganos la virtud de la paciencia
para soporta esta pena: 
Porque la mediocridad y sus mediocres
son los que imperan en la mayor parte
de nuestra egoista y agónico sistema.

Tradiciones y leyendas deben ser motivos de respeto siempre. © Antonio Diestro
Por ello, en el silencio de mi petición y con el corazón encogido de verte en la cruz un año más, te tengo que pedir que nos perdones, alguna neurona no funciona en la actual escalera de valores y preceptos sociales, por ello quiero llevarte algo que he aprendido a lo largo de mi vida; solo son unas fotos en las que queda reflejado tu dolor en la Pasión, es solo el recordatorio de un no practicante que ama y cree el sentido de nuestras traducciones y leyendas. Amén, por supuesto, de lo que representas para el mundo católico en esas fechas. Tu humildad debía ser nuestro ejemplo a seguir.

En un mundo oscuro y falto de conceptos: Tú eres la Luz. © Antonio Diestro
Te pido aceptes de este ser humano mi humilde contribución para que volvamos a encontrar el sendero de la concordia, y sobre todo del respeto, como base de la convivencia. Educar a quien corresponda desde niños, la Semana Santa debe ser algo más que sacar tronos a la calle para ver quien tiene más, o quien te mece mejor o quienes son los más fuertes de la ciudad. Es el camino directo al becerro de oro y debemos entender que tradiciones, leyendas e historia deben formar, no solo informar en un mundo lleno de intereses y carencias. Señor, menos mal que al menos algunos en la fe de tu iglesia mantienen el respeto a la iconografía sagrada y después al patrimonio de la riqueza terrenal. Se el incansable trabajo a lo largo del año de todas y cada una de las Cofradías y Hermandades malagueñas, pero tu salida la calle en la Semana de Pasión debe de tener un rumbo diferente.
Amo a mi tierra en el más profundo de los respetos a sus tradiciones y costumbres.
© Antonio Diestro
Quiero seguir en mi mundo del respeto, la educación y el amor por mi tierra; aunque de vez en cuando olvidemos nuestra esencia, “No soy maestro de nada pero si aprendiz de todo y pecador que se levanta con respeto a los demás. Nuestra Semana Santa es la MEJOR, pero además de serlo, tiene que parecerlo”. Sin embargo, me preocupa que confundamos la velocidad con el tocino. Pecado de una sociedad mediocre que devora todo porque en ella vale todo.
Termino con una reflexión de Dalai Lama:

"El hombre fue creado para amarse y las cosas para usarse. 
En este mundo de hoy desquiciado por el egoísmo 
las cosas se aman y al hombre se le utiliza. 
Lo que más me sorprende del hombre occidental 
es que pierden la salud para ganar dinero, 
después pierden el dinero para recuperar la salud. 
Y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan del presente, 
por lo que no viven el presente ni el futuro. 
Y viven como si no tuvieran que morir nunca, 
y mueren como si nunca hubieran vivido".

No hay comentarios:

Publicar un comentario