Click y Click

Hyundai

miércoles, 12 de agosto de 2015

Es momento de Fiesta Grande

Ya se entolda Calle Larios, colores y calores de agosto están entrando por la plaza de La Marina recorriendo rincones y callejuelas que nos invitan a buscar la sombra para disfrutar del tiempo de Feria. En los árboles suenan el cansino trino de las cigarras como protesta a que agosto aprieta con ”la calo”. Pero Málaga es diferente, su gente pone broche de oro a cada jornada de agosto porque saben que vistos el espectáculo de los fuegos artificiales, se abre la Semana Grande de la ciudad.

Todo listo para la gran Semana de la Feria de Málaga 2015 ©Antonio Diestro
Málaga en su Feria de Agosto es un muestrario de ciudad abierta, cada rincón es una muestra del carácter de su gente, “se vive, se siente y se comparte alegría, tradición y cultura”. Es un rincón de España donde nunca te sientes extraño, su gente, si esa que tanto la pinchan, te integra y te pide que participes. Es algo que llevamos en nuestros genes los malagueños.

Rematando detalles para sentirnos cómodos en una ciudad amiga ©Antonio Diestro
La Feria del Centro es un espectáculo de luz y colores, de compartir durante unos días la idiosincracia de ser malagueño con los que llegan, porque nos mostramos como somos: Abiertos como el puerto y dando luz como nuestra Farola.

La emblemática e histórica entrada del Hotel Miramar preside
el acceso en el Real de la Feria ©Antonio Diestro
Feria en el Centro, Feria en el Cortijo de Torres y Feria Taurina que más podemos pedir para mostrar todo un bagaje cultural que encierra esta bella ciudad. Una ciudad abierta al Mare Nostrum del que recibió su primer proceso creativo de los fenicios, para compartir posteriormente la historia con diversas culturas, que sin duda han dejado su sedimento. Una amalgama de pensamientos, filosofías y propuesta que nos han llevado a presentarla como la Capital Turística del Sur de Europa.

Pasear por mi barrio, La Malagueta, es respirar sensaciones para llenar
el alma de cultura y saber popular en cada rincón ©Antonio Diestro
Si paseas por mi barrio, La Malagueta en las tardes de la Feria, suena el ¡Ole! de la complicidad que sale del coso taurino y que tantas tardes de gloria ha otorgado a grandes figuras del toreo. Por los aledaños, mientras se torea en el ruedo todo es quietud, tranquilidad que solo se rompe con el intenso olor a jazmín en la biznaga malagueña que el biznaguero pasea con la penca en sus  manos.

Una de mis bailarinas favoritas, que hoy 12 de Agosto es su día: Felicidades.
Mª del Mar y a David Pérez de Lara, guitarrista y compositor en este diseño homenaje a mi tierra.
La Alcazaba y la luna ponen el contrapunto ©Antonio Diestro
¡Ole! mi Málaga, ya llega su Semana Grande,
por eso se viste de largo 
y en sus calles un requiebro de mujer
pone cuerpo a su belleza.




Los sonidos de guitarras con sones 
de malagueñas y verdiales
acompañan a extranjeros y locales 
a brindar con un  trago 
fresco de ese sol embotellado
que Virgen lleva por nombre.

¡Olé! malagueña 
qué ojos llenos de luz
plenos de encanto y juventud.
Tu profunda mirada
embruja mi alma con pasión
haciéndome sentir
que estoy cerca del paraíso 
soñado.
Se puede estar
más cerca del paraíso 
que estando contigo
y viviendo en Málaga.

No se necesita rostro para la clase, el estilo y la
belleza de la malagueña. Me gusta pintar ©Antonio Diestro
Un requiebro de tu falda
saca del letargo
al Teatro Romano
y la Alcazaba baila con sus jardines
para llevar de la mano la belleza 
y tu embrujo con aroma a jazmín

Un apunte que dibujé para el cine y una camiseta
"Mujeres sin Rostro" ©Antonio Diestro
Málaga es cultura,
Málaga es arte,
Málaga es ... su gente,
SI, sin dudarlo ni un instante,
Málaga es su gente, 
por eso, Málaga es un lujo
porque entre todos le damos
el sabor de cada día,  
el sabor que inunda el Mediterráneo.

Soy incapaz de poner cara a semejante belleza ©Antonio Diestro

Y a ti madre, a ti, querida madre,
que eres grande como los ángeles del cielo,
por tu bondad infinita que siempre fue mi consuelo,
gracias por haberme “parío” aquí,
Si, aquí ... en la Malagueta.

Porque eso siento en cada vena,
en cada arteria y en todo mi corazón
esa fuerza que me otorga
sentirme sencillamente malagueño.
Ole mi tierra, que grande es mi Málaga

Es un arrebato quizás de malagueño viejo; pero es que de verdad: lo siento así. En estos días que podemos compartir mucho de nuestra forma de ser; aunque debemos cuidar cada detalle y demostrar que somos educados, buenos ciudadanos y respetuosos con la ciudad, invitemos a nuestros visitantes a compartir Málaga.

Cuando brilla una ciudad es que sus ciudadanos están vivos y quieren mejorarla cada día. Por ello, con una cuna fenicia y con raíces ancestrales que nos han dado forma en el tiempo debemos tener la prudencia necesaria  que nos otorga el saber y temple necesario para repartir respeto y educación a lo largo del año, no solo en la Feria.
Amo a mi tierra y a su gente por su arte con mayúsculas ©Antonio Diestro
También amo su cultura y sus tradiciones, sobre todo porque
enriquecen  el intelecto y mejoran mi alma como persona. ©Antonio Diestro
Si tenemos recintos donde se muestra la cultura a raudales como son los museos de la ciudad, edificios ancestrales con tradición y sabor, iglesias y archivos con nuestra historia a lo largo de los siglos. No debemos olvidar que en en mi barrio en la Plaza de Toros, en la arena, para muchos ciudadanos del mundo, también se muestra el arte de la tauromaquia, que además, forma parte de nuestras tradiciones como pueblo.

2 comentarios:

  1. Reflexión exquisita con sentimiento hacia Málaga. Bravoooo

    ResponderEliminar
  2. Reflexión exquisita con sentimiento hacia Málaga. Bravoooo

    ResponderEliminar