Click y Click

Hyundai

viernes, 22 de abril de 2016

Entre libros y la Tierra

Hoy es su día, el Dia Mundial de la Tierra, un día en la vida de nuestro planeta que como madre espera que sus hijos, al menos que no se porten mal con ella. Nos aguantó hasta ahora casi sin protestar, pero ya es hora de que sus hijos  no la maltraten; porque se ha ganado todo el respeto por eso... por ser madre. Mucho debemos leer y confiar en quienes escriben o saben sobre ella porque también les debemos mucho, al menos yo, a los libros en los que aprendo.
Una jornada para reflexionar si como hijos estamos actuando bien con la Madre
Hoy es el Día de la Tierra, por lo que es un buen momento para recordar que cada segundo que pasa marca otro paso hacia el profundo despertar que necesitamos los seres humanos, para asumir que somos hijos de una tierra viva que solo podrá prosperar si dejamos de hacerle daño y hacérnoslo a nosotros mismos. 

Esta azul y tan bonita de lejos, pero cuando te acercas que mayor y enferma está.
El primer Día de la Tierra se celebró en 1970 y reunió a más de 20 millones de personas en las calles, parques y auditorios de EEUU, en una manifestación en la que el público apoyó masivamente que cesara el daño que los humanos estaban infringiendo a la Naturaleza. Más de mil millones de personas en 192 países participan en la actualidad del Día de la Tierra. La publicación en 1962 de “Primavera silenciosa” de Rachel Carson plantó la semilla. Antes de su libro, "Medio Ambiente" era un término que muy rara vez aparecía en los medios. Al convertirse en un éxito de ventas, este libro llamó la atención de todo el mundo y les hizo ver los efectos devastadores que los desechos tóxicos tenían en la salud humana y animal.

La pionera en llamar la atención sobre el "Medio Ambiente"
En 1970, grupos ambientales como el Consejo de Defensa de Recursos Naturales y el Instituto de Recursos Mundiales estaban trabajando con los principales líderes políticos para redactar la primera legislación ambiental. La participación masiva en el primer Día de la Tierra demostró una fuerte demanda pública para la acción política. 
El segundo punto de inflexión fue en 1972; dos eventos aparentemente no relacionados hicieron que el movimiento alcanzara un nivel más profundo. La tripulación de la nave espacial Apolo 17 fotografió el planeta desde el espacio. Esa imagen de la Tierra, una joya que brilla finita suspendida en la inmensidad del espacio oscuro, se convirtió en una de las más icónicas de la historia.

Es nuestra casa debemos poner empeño en cuidarla
El Día Internacional de la Madre Tierra fue establecido en 2009, por la Asamblea General de la ONU en virtud de una resolución presentada por el Estado Plurinacional de Bolivia y contó con la aprobación de más de 50 estados miembros. En ella se reconoce que "la Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar" y que "es necesario promover la armonía con la naturaleza y la tierra". El término “Madre Tierra” se utiliza porque refleja la interdependencia que existe entre entre los seres humanos, el resto de especies vivas y el planeta azul que todos habitamos". Se decidió designar el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra.

Y esta es nuestra pequeña parcela en la que debemos encontrar soluciones a
todos nuestros problemas
Sólo hemos comenzado a hacer frente a las implicaciones que conllevará el aprender a vivir en el respeto y el cuidado de la Tierra con el fin de que ésta fructifique y alcance otra vez su punto de equilibrio, tan necesario para los seres que la habitamos y que desde hace muchas décadas parecemos empeñados en romper. Las consecuencias económicas, sociales y medioambientales de abuso flagrante del poder corporativo a expensas de las personas y de la Tierra han provocado una reacción masiva entre quienes se niegan a claudicar ante ellos y demandan que se comience de una vez a cuidar el único punto azul del universo en el que por ahora somos capaces de vivir.

Cuidemos el entorno que nos rodea aunque solo sea por supervivencia,
Como hijo la debe respeto ya que como simples usuarios debemos conservarla el mayor tiempo posible. Muchas de las propuestas que escribo son sencillamente recordatorios de los cercano, de lo que nos mueve a diario, de nuestro entorno por eso cojo muchas veces el lápiz y escribo sobre las bellezas de mi tierra sin olvidar que han sido otorgadas por la Madre Tierra.

A veces relaja mucho escribir o dibujar, sobre todo cuando se reflexiona
sobre nuestros actos  
Leer, forma parte de la experiencia y que mejor compañero que un buen libro

Leer, otro gran día para elegir un libro como compañero de viaje en la vida. La cultura nos otra más libertad para atrevernos incluso a emborronar una ojo dibujando, pintando o escribiendo. Si nuestras historias son importantes demos pensar que la Madre también lo es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario