Click y Click

Hyundai

lunes, 12 de diciembre de 2016

La llamada de la Cultura: I Parte

"La Opinión"
Sin llegar a los extremos, que no son buenos porque no dan ninguna opción, solicitar la unión de quienes compartimos desde nuestros años mozos inquietudes por la cultura, el arte, la formación y el conocimiento, nos sumamos, sin ninguna duda a un quimera humanista que se torna realidad para muchos seres humanos que además no tienen opción; porque esta sociedad se ha vuelto insensible a estos problemas y otros problemas que se nos puede caer la cara de vergüenza. Los que tienen la responsabilidad de gobernar son los primeros que deben velar por sus súbditos, sobre todo marcar las reglas que proteja desde la educación a la salud pasando por el resto de carencias de nuestro país. Una paradoja que se me ocurre en estos momentos es "que en más de cuarenta años de democracia, conseguimos que nuestros representantes, que poco gestionan sus señorías, tengan un sueldo de 7.000 € y unas dietas de 1.800 € al mes y el sueldo base legislado del trabajador español no suba de los 750 €". El desequilibrio y el problema está ahí y la gente comienza a estar cansada de esta diferencia agónica para la sociedad que les paga.
Es una democracia equivocada y mentirosa que sirve a sus conveniencias.   Los que a lo largo de la vida intentamos sacar la cabeza (la mayor parte de los trabajadores y pueblo español) o al menos tener el reconocimiento que quienes disfrutan de nuestra creación como trabajo cultural, se les pone freno con la "burrocracia", la demagogia y la dictadura democrática. Hoy cualquiera vale para remendar un roto o un descosido, solo siéntese delante del TV un ratito, porque estar un rato es insoportable y observe, solo observe ... quedará boquiabierto de las felonías que se dicen y las mentiras que se cuentan a cualquier hora. Una guerra por la audiencia que nada le importa con tal de llegar a su fin... Carencia absoluta de cultura, creatividad, todo se copia, se plagia o se desprecia sencillamente. La cultura esta pasada de moda para estos gestores de poca monta que son serviles peones, en su mayoría, del partido político ak que han entregado fidelidad. Cuando esto se lo tienen que dar al ciudadano.
Para decir la verdad, en mi vida me he encontrado desde "sobacos ilustrados", aprovechados del momento, políticos de gallinero en su mayoría (votar lo que quiera el partido). También obras mostradas, cobrando la entrada al público, sin los permisos pertinentes de autor, esto último en nuestra ciudad y en el primer teatro de Málaga. Por ello, no dudamos en absoluto colocar nuestra firma en un manifiesto a favor del artista como creador de cultura, pero de ese que pelea a diario por desayunar, comer, y si se puede cenar. No digo ya, de pagar un piso, un apartamento o tener alquilada una casa, que además es su lugar de trabajo o estudio y de rincón familiar. Juntos pero no revueltos dice el refranero español, luchemos por estas desigualdades sociales en esta democracia europea sin la incursión de quienes ponen muros a la educación y la cultura. Sencillamente, el conocimiento nos dará la libertad.

En la sala inferior del Museum Jorge Rando, el artista malagueño, nos introduce en un manifiesto que nos propone lo siguiente
Antes de leer el Manifiesto Jorge Rando agradeció
la presencia masiva en la Sala del Museum.
Foto © Antonio Diestro


"Testamento Contemporáneo de las Artes"

Apocalipsis… Cuando oímos la palabra apocalipsis, de inmediato nos viene a la memoria el mensaje bíblico. Hoy estamos viviendo por doquier un apocalipsis. Los acontecimientos que en la actualidad están ocurriendo en todo el mundo… guerras, persecuciones, atentados terroristas, hambrunas, la esclavitud de la prostitución, la destrucción… nos hacen rememorar la revelación del último libro de la Biblia.
Jorge Rando, desde el Museum, quiere hacer público este Manifiesto como "Testamento Contemporáneo de las Artes" e invitando a todos los artistas a participar con nosotros, a proporcionar esperanza a todos los que sufren las tremendas violaciones de los derechos humanos; y lo hacemos desde el arte, con un nuevo concepto de la expresión con la intención de ayudar a esta sociedad a priorizar los valores humanistas y espirituales ante el materialismo salvaje que nos arrastra y desboca a nuestra juventud.

Foto © Antonio Diestro
Deseamos que este movimiento que nace desde el arte en Málaga sea un movimiento de participación de los artistas de todas las ramas: pintura, escultura, arquitectura, poesía, música, literatura, cine, teatro y también filosofía y comunicación…, sin olvidarnos de la sociedad en general, a la que invitamos a luchar codo con codo junto a nosotros por ese futuro mejor.
Podemos y debemos frenar esta marcha o huida no sabemos adónde. Los artistas, y todos los que nos apoyan, estamos obligados con nuestro arte y con la fuerza espiritual que tiene la creación a luchar por conseguir la verdadera felicidad de los hombres, protegiendo a nuestra madre naturaleza y a seguir evolucionando sin desterrar los principios humanistas, imprescindibles para el desarrollo de la humanidad.

Foto © Antonio Diestro
La sociedad actual va muy deprisa, por lo que estamos convencidos de que el arte tiene que empujar y a la vez frenar algunos aspectos de esta evolución frenética y estos cambios que se están produciendo en la actualidad, en la naturaleza y en las políticas sociales en los diferentes países. El arte y los artistas debemos tener siempre presente que somos una parte muy importante de la sociedad, y eso implica que no podemos quedarnos al margen de la lucha por los derechos de todos los hombres, sino que por el contrario tenemos que participar activamente con nuestro arte para ayudar a conseguir la libertad, la justicia y la convivencia pacífica de todos los seres humanos.
El arte también se ha dejado arrastrar por esa marea apocalíptica de corrupción y engaño. Se ha dejado arrastrar por ese materialismo desenfrenado en el que el dios-dinero es el que reina en el mundo actual.
Se ha dejado arrastrar por esos falsos valores que convierten el arte en un producto de mercado. Se ha dejado, en fin, arrastrar por esa adicción que se extiende por toda la humanidad, a la búsqueda de la felicidad basada solo en lo material, olvidando los valores espirituales que son los que deben prevalecer para lograr la verdadera felicidad, imposible de conseguir sin libertad.

Foto © Antonio Diestro
Los artistas no debemos dejar pasar más tiempo sin rebelarnos contra esta epidemia que está devorando el arte verdadero para sustituirlo por algo que llaman arte, en que todo está permitido, en el que predomina la agresividad y la vulgaridad, y en el que se autodeterminan artistas los que no nacieron para ello pero sí quieren dominar el mundo del arte dirigido, en muchos casos, por indeseables que solo buscan lucrarse del arte. ¡El maldito mercado del Arte!


Foto © Antonio Diestro
Los verdaderos artistas, todos los amantes del arte, tenemos que enfrentarnos a todo esto con nuestro trabajo, con entera libertad, buscando la verdad en el arte. Tenemos que exigir a los que propagan el arte y a los creadores de opinión que estén preparados y alerta para no dejarse engañar por un arte falso, que no les vendan humo o espejismo, que analicen con criterio propio el arte bueno y verdadero…, en fin, que no les den gato por liebre, porque se corre el peligro de que se transmita y extienda una idea equivocada de lo que puede ser arte.

El Alcalde de Málaga, Francisco de la Torre,  se sumó al acto en el Museum.
Foto © Antonio Diestro
A principios del siglo XX la corriente expresionista se despojó totalmente de los corsés en el arte. Nosotros desde el concepto de nuevo expresionismo no queremos romper con el pasado, sino abrir nuevos caminos basándonos siempre en la libertad del pensamiento y en la espiritualidad del Arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario