Click y Click

Hyundai

martes, 7 de marzo de 2017

Más de lo mismo. Márchense todos

Llamada telefónica a un programa debate de Intereconomía

El locutor dice 
“Vamos al teléfono, llamada telefónica...En Alicante nos espera Carlos. Que tal buenas tardes...

Hola buenas tardes

Tiene usted la palabra Carlos

Yo les oigo, procuro verles casi todas las tardes

Gracias


En primer lugar, les quiero indicar que soy médico de familia y tengo que atender a una zona de la población obrera y con un gran componente de inmigración y donde se está sufriendo esta crisis de una manera importante y donde la gente se está dando cuenta que con sus pensiones están viviendo varios miembros de la familia acogidos porque han perdido todo lo que tenían; porque esta situación tan insostenible que tengan tristeza, desánimo, la gente está empezando a abandonar los  medicamentos que toman, porque los 10 euros que tienen en el bolsillo son para comer mañana y no para comprarse un medicamento sobre una patología que no duele como es la hipertensión, la diabetes o incluso el colesterol. 

La situación es dramática todos los días que veo las tertulias y les puedo asegurar que no llego nunca a sacar ninguna conclusión. La diría al profesor Bernardo que estoy completamente de acuerdo con él, en toda su forma de planteamientos y al señor Corbacho le diría que a los políticos no les basta con la voluntariedad y un micrófono, hay que tener un nivel de preparación. Lo mismo que a mi que para ser médico necesito cualificarme, casi siempre de forma constante, ustedes únicamente tienen la voluntad y si con la voluntad fuera suficiente, les puedo poner un ejemplo,  porque no cogen los políticos un avión colocan al comandante en la torre de control y si es tan fácil llevar un avión y subanse todos ustedes, lo mismo nos hacen un favor ..Eh. A lo mejor Eh. Verán ustedes que no es fácil llevar un avión, como no es fácil dirigir un país. Se requiere preparación no solamente  voluntad. Perdonen la voz, pero es que me emociono, porque veo sufrir a la gente día a día y ante toda esta situación en la que estamos viviendo pues, la verdad, es que comentamos, comentamos y cada vez el empobrecimiento es progresivo, nos están apretando las tuercas poco a poco y estamos llegando a una situación en donde realmente, no se ve salida alguna. Y estamos sufriendo una pérdida de calidad, no estamos ajustando nada, estamos perdiendo calidad en todos los aspectos que hay. Les pediría una voluntariedad de rehacer las cosas y probablemente el premio que tendríamos que hacer todos los ciudadanos es urnas vacías. Completamente vacías porque es la única manera pacífica que tenemos de que esto cambie. Ustedes se tienen que marchar todos porque no tienen representatividad moral  ninguna legítima si por los votos; pero la moral la han perdido todos ustedes hace mucho tiempo, jugando con los ricos, jugando con los poderes fácticos y aquí estamos todos cada día empeorando.

Podría decirles más cosas, quizás algunos dichos que la gente puede entender 
“ la fiesta de Blas la pagamos los demás y que esta jodienda no tiene enmienda”

Y una cosa a los eurodiputados, que pueden viajar en turista, que no pasa nada, que si cruzan las piernas no creo que se les necrose el pene por ir con las piernas cruzadas tres horas a Bruselas, Probablemente algún abuelito de los míos se podría tomar el jarabe de la tos al cual ahora tienen que renunciar porque los políticos se han acordado más  de los de a pié que de otros para recortar, muchas gracias. 
Ver esto es denigrante para un ser humano. 
No se puede describir mejor la actual situación de este país que desmorona poco a poco. Lo cierto es que vengo negándome a refrendar guantes blancos para tanto “mindundi” corrupto para que sigan con las mismas letanías, mentiras y las mismas prebendas en detrimento del pueblo. Tenemos que dar un ejemplo y nuestra historia está repleta de ellos. Si luchamos contra los franceses y ganamos cómo no vamos a poner en el dique seco a tanto vividor. YA ESTÁ BIEN. 
No ha mucho estuve en urgencias en el H Civil y me marché (Septiembre 2016) a casa porque me lo recomendaron, no había ni almohadas limpias ni instrumentos adecuados. Lo mejor que encontré las personas trabajadoras. Y no ha mucho, una doctora en urgencias me decía, que disculpara como me recibía pero tenía solo tres minutos porque esperaban en el ambulatorio más de 70 personas. Lamentable, sobre todo, después de pagar muchos años a la Seguridad Social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario