Click y Click

Hyundai

martes, 14 de julio de 2015

Ellos también sueñan y los sueños son para vivirlos

A medida que tenemos más cultura, conocimiento y facultad para decidir, el paso de niñ@ a la adolescencia es cada vez más importante. Sobre todo porque debemos decidir muy pronto lo que queremos ser de mayores. En la actaulidad nuestros jóvenes más preparados y con un nivel cultural más elevado, les permite escoger en un abanico de tendencias cual es la preparación más acorde con sus facultades o en su defecto que camino recorrer para preparar el sendero de aportación a la sociedad en sus vida.

Pasillo del pasado 10 de julio en el coso de La Malagueta
Todos, absolutamente todos los jóvenes tienen el derecho; que además lo otorgan las leyes, a elegir cual será el futuro al que quieren pertenecer para desarrollar una actividad durante su vida. Por eso, ser torero es otra alternativa más para poder aportar arte, sentir y reunir a miles de personas a un coliseum llamado Plaza de Toros. Como integrantes de una sociedad plural, la juventud tiene el mismo derecho que cualquier otro ciudadano por elegir esta difícil y arriesgada profesión.






Quizás por ello, cada año me gusta poder ayudar con mi pequeño grano de arena a estos jóvenes, grabando un video y regalar su primera actuación en La Malagueta vestidos con el traje campero. Son muy jóvenes y hoy... si me lo permiten, ya no se estila aquel precioso romanticismo de torear a la luz de la luna o ser espontáneo en un coso taurino para reclamar una oportunidad. Actualmente la labor de las escuelas taurinas facultan con su enseñanza unos conocimientos  prácticos que permiten abordar los pasos obligados con más preparación para terminar siendo matadores de toros. Todo esto no quita que la profesión de torero esté exenta de mucho riesgo, también otras profesiones lo llevan implícito, pero el crisol donde se conforma un torero es diferente. El torero lo es hasta el final de sus días y quizás por vivir en torero su vida sea más apasionante e incluso mucho más sutil.
Doctor Juan Pedro Luna       Foto: J.L.Arciniega
Aprovecho para felicitar al Doctor Juan Pedro Luna al que conozco y admiro desde muchos años atrás por su gran labor desarrollada con magisterio ejemplar en la enfermería de la Plaza de Toros de La Malagueta. Además, este año se celebra el VI Certamen de Clases Prácticas (el pasado día 10) y el próximo domingo con la Clase Magistral a cargo del extraordinario matador de toros Enrique Ponce. Gracias Juan Pedro, como dicen los toreros... por estar ahí.


Pero si además de ser torero se es artista, la faena de su vida es más atractiva por plasmar y compartir su arte cada tarde que pisa el albero de una plaza de toros. Por ello, quiero llevar el esfuerzo de estos jóvenes a un video en reconocimiento a su trabajo para convertirse en artistas de la tauromaquia. Alguno lo puede conseguir, porque son muy pocos los elegidos por la diosa fortuna para perpetuar su nombre en la historia del toreo. Al igual que los que estudian para arquitectos, médicos, abogados...etc, los aspirantes a ser matadores de toros merecen todo el respeto del mundo. Va por vosotros chavales... mucha suerte.

Nuestra aportación a la tauromaquia: el cortometraje
"Entre Luces y Sueños". Rodado en Málaga
Recordar que en todas las facetas de la vida, a nadie le regalan nada: “ Aprender, Trabajar y sufrir forman, entre otras cosas, parte de la gloria"

Fotografía del pasado año en Las Finales de Escuelas
premiada en Concurso de Fotografía

2 comentarios: