Click y Click

Hyundai

lunes, 6 de julio de 2015

Llegando a la otra orilla

Después de tantos años dedicados a compartir camino y un sin fin de complementos vitales, la experiencia me ha enseñado a intentar al menos ser mejor persona cada día. Nunca olvido que sufrir forma parte de la gloria. Lema taurino por antonomasia.
Sin apenas darme cuenta ya he cruzado el río de la vida y al llegar a la otra orilla he girado la cabeza y visto cuan largo ha sido el recorrido. Me inclino para recoger en mis manos la arena, fruto del tránsito, pero se escapa con rapidez entre mis dedos. Un escalofrío ha recorrido mi cuerpo y rápidamente me dije: Con lo que te queda por ........Joder!... he de darme prisa, puede que no sea tanto… Nunca me ha gustado dejar nada a medias. Miro al horizonte casi con la plegaria de un mortal  y me respondo: también me quedan muchos sueños por vivir.

Por eso, la belleza, que debía proclamarse en general Patrimonio de la Humanidad es un rincón que busco muchas veces para sosegar mi espíritu con la verdad de los sueños. Contemplar algo bello es una explosión de energía vital que recorre mi alma y cuerpo a la vez. La mitad de la belleza depende de la Madre Naturaleza en su proceso creativo y la otra mitad de quien la mira. Es el equilibrio más perfecto por la subjetividad del individuo.

Andaba, años atrás, y no muchos, artísticamente inapetente sin inspiración y entrando en una dinámica de conformismo que, además de no llevarme a ninguna parte, no podía convivir conmigo. Descubrí que aun traspasando la puerta de la madurez podía volver a soñar con pequeños grandes sueños: crear y dar vida a los personajes que se lo merecen per se, Simplemente son retratos y cuentos en imágenes. Encontré entre la gente grandes personas y motivos que arrancaban de nuevo la creatividad como consecuencia de volver a ver mis viejos sueños para la fotografía y el cine. ¡Qué grande! Fernando Trueba con su obra  “El artista y la modelo”. Maestro, como ha sido capaz de reflejar el retorno de una ilusión en alguien que había perdido el interés por plasmar sus sueños con su arte en la madurez. Se puede amar en silencio y vivirlo entre sueños. Qué paradoja y qué sutileza, gracias por contarlo con imágenes soberanas y con tu magisterio cinematográfico.
Joven fenicia, novia romana y amante musulmana: Málaga es puro ARTE
Encontrar motivación, fruto del azar, ha sido para mi uno de los mejores hallazgos de la madurez. Málaga es esa joven fenicia, novia romana y amante musulmana que junto a su idiosincracia  ejerce en mi alma un atractivo imparable. Sin embargo, no es tan fácil, junto a mi ciudad: su gente. Amalgama de culturas y razas, crisol de ideales y aún... ciudad donde se puede vivir. Es fundamento de mis sueños que han creado una musa que me inspira para seguir forjando mi intención de buscar el arte. Aunque nadie es profeta en su tierra, me gusta seguir intentando dejar constancia de mi búsqueda y mi vida. Gracias por aparecer en mis sueños. A ti…Málaga, Ana Belén, Mª del Mar, Jessica…Joaquín, Toni....
Fotografía ©Antonio Diestro
Por eso, en mi afán de dar las gracias tengo la osadía de  daros las gracias de esta forma además de las imágenes plasmadas en fotografía y cine

"Tu iluminas mis sueños 
con danzas académicas 
 sutiles como el perfume.
Eres como una pluma
que flota en mi interior
alumbrando con tu luz 
la imaginación."

Fotografía ©Antonio Diestro
"Cuando me tiendes la mano
recojo ese gran reto.
Enciendes mi creación dormida.
Mi amor por ti es solo eso:
sueños para vivir."

Fotografía ©Antonio Diestro
"Eres una musa que inspira
con sus encantos
las notas de mi torpe verbo.
Se que solo es eso, 
solo son sueños, pero...
 que bonito es tenerlo."

Fotografía ©Antonio Diestro
Vuelve a mirarme
con la luz de la inocencia
de tu juventud
llenando de creación
la ya madura y cansada
mirada de este candidato a ser artista.
No quiero que amanezca
porque tengo mucho miedo
 a despertar de mi sueño
en la realidad de la vida."

Fotografía ©Antonio Diestro
"Deja que siga soñando. 
Eres mi musa,
eres mi equilibrio vital. 
No me abandones ahora
en la soledad de lo incierto;
porque con tanta compañía,
que solitario me siento.
Necesito creer en ti,
por eso... sueño."

Fotografía ©Antonio Diestro


No hay comentarios:

Publicar un comentario