Click y Click

Hyundai

martes, 23 de febrero de 2016

Ernst Barlach en Málaga (II)

Aunque en el Museum Jorge Rando existe todo tipo de documentación sobre Ernst Barlach, me permito la licencia de sugerir algunos datos que creo son de interés sobre el artista alemán. 

El Angel de Ernst Barlach da la bienvenida al visitante a un recinto
abierto a todos como la Sala de estar del Arte. ©Antonio Diestro
Ernst Barlach (Wedel, Holstein, 2 de enero de 1870, Rostock Distrito de Güstrow al 24 de  octubre de 1938). Este artista universal fue escultor, escritor, pintor  y diseñador del expresionista alemán. La vida de Barlach no fue nada fácil. Sin embargo, es uno de los representantes del arte más interesantes del siglo XX y una figura indiscutible del Expresionismo. Sus obras, tanto esculturas, como dibujos,  escrituras o grabados están presentes en colecciones importantes y museos de todo el mundo. Durante el dominio nazi sus creaciones fueron consideradas como “arte degenerado”. En este periodo más de 400 obras le fueron confiscada, desarmadas y parcialmente destruidas.

El Mendigo. ©Antonio Diestro
Era un solitario, alejado del ambiente cultural que se vivía en las ciudades. Su deseo de soledad y amor a la naturaleza acaparaban todo su esfuerzo artístico, hasta tal punto que no asistía ni siquiera a sus estrenos teatrales. Barlach es particularmente conocido por sus esculturas de madera y bronce, aunque dejó una inmensa obra gráfica impresa, dibujos y obras literarias. Su estilo artístico, tanto en lo visual, como en la obra literaria, se encuentra entre el realismo y el expresionismo.

Trabajó la madera y el bronce a lo largo de su vida. ©Antonio Diestro
Ernst Barlach fue el mayor de cuatro hijos, del doctor Georg Gottlieb Barlach († 1884) y su esposa Joan Louise Vollert. Desde su infancia Barlach demostró especial talento para el diseño gráfico.

El bronce le sedujo permitiéndole expresar su mundo interior. ©Antonio Diestro
Recorrió muchos lugares, donde la cultura le atrajo para complementar su innato proceso de creador. Paso por Hamburgo, Dresde hasta 1895. Luego se traslado a Paris, donde permaneció dos años, ocupándose principalmente del trabajo escrito.
Un auténtico maestro en el tratamiento del bronce. ©Antonio Diestro
Desde 1897 Barlach trabajó como artista independiente. En 1901 regresó a su ciudad natal, Wedel, y comenzó sus primeros intentos dramáticos al tiempo que realizaba algunos trabajos especialmente para el pequeño taller de alfarería de cerámica de Mutz. En 1905 fue a trabajar durante medio año con la agencia de Peter Behrens, un maestro en la escuela de cerámica de Höhr-Grenzhausen /Westerwald
Ernst Barlach también incorpora a parte de su obra el trabajo en cerámica. ©Antonio Diestro
En 1906 emprendió un viaje a Rusia, las impresiones de los campesinos rusos y el arte popular fueron abriendo el camino que habría de influir en sus futuras esculturas. Ese mismo año nació Nicolás, su hijo de la relación con una modelo de la cual se había separado recientemente. Luego vendrían dos años de controversia jurídica, por la custodia a cargo del padre. En 1909, Barlach se traslada a la Villa Romana de Florencia y empieza a esculpir figuras masivas.

Trabajo  en madera y Cristo diseñado en bronce . ©Antonio Diestro
Las primeras obras de Barlach ya inician un diálogo con la humanidad, las condiciones de vida y la posición en relación con la vida que la caracteriza. La experiencia de la Primera Guerra Mundial, después de alistarse en 1915, es la base de la evolución de su trabajo.

Como escultor, Barlach crea especialmente los monumentos de la Primera Guerra Mundial. Su primer memorial a las víctimas de la guerra, que representa el dolor de las madres cuyos hijos murieron, fue erigido en 1922 en Güstrow. Le siguieron en Kiel, Magdeburgo y Hamburgo. Estos fueron desplazados o destruidos en 1933. Algunos fueron reasentados en 1945, como el monumento a los caídos, en la catedral de Güstrow, Kiel y Magdeburgo.

 Sala del Museum con tdibujos sobre papel y esculturas. ©Antonio Diestro
En 1932, las acciones de los círculos nazis evitaron la ejecución de la Piedad de la ciudad de Straslund. La furiosa campaña que llama al asesinato del artista, en 1934, supone el desmantelamiento del monumento en Magdeburgo, seguido del de Kiel en 1937 y del de Hamburgo en 1938. Su monumento en Güstrow fue fundido en 1941.

Artista universal. ©Antonio Diestro
La Exposición “Ernt Barlach, figura de un futuro mejor”, recorre con más de cien obras, entre ellas el monumental Güstrower Ehrenmal (El Ángel) o el Bettler (El Mendigo). Estas obras muestran una de las etapas de su trabajo como artista capaz de convertir su obra en testimonio del mundo. Esta extraordinaria exposición que se encuentra en la actualidad en nuestra ciudad inicia un diálogo entre la obra de Barlach  y la obra del pintor malagueño Jorge Rando.

Una panorámica de las obras esenciales del artista alemán que tras el acuerdo firmado con su Museo nos ha permitido
efectuar un gran recorrido sobre su extensa obra. Se puede visitar hasta el próximo 26 de marzo. ©Antonio Diestro
Separados por cien años, sus caminos se unen en una mirada  que se dirige a la espiritualidad del hombre, es una exposición que nos invita a la reflexión y a la reflexión sobre el comportamiento humano.
Al mismo tiempo el pintor malagueño expone en el E.Barlach Museum
de Alemania una muestra de su extensa obra pictórica.
©Antonio Diestro
La exposición ha sido organizada por la Ernst Barlach Gesellschaft Hamburg en colaboración con el Museum Jorge Rando de nuestra ciudad. Esta magnífica y completa exposición del artista alemán, es la primera vez que visita  nuestro país. Estará abierta hasta el 26 del próximo mes de marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario