Click y Click

Hyundai

viernes, 11 de marzo de 2016

Mediocridad: Una premisa de nuestro tiempo

He dejado pasar tiempo, por visitas a los médicos, análisis, revisiones y reflexiones para escribir unos apuntes  serios de percepción sobre MueBT, certamen que toma el relevo en Torremolinos de los Concursos de Bailes que se realizaban en el municipio turístico malagueño  con anterioridad.

No valoro el porqué de rupturas y “guerillas” locales porque en política ya se sabe:. También desconozco los entresijos y las tensiones que se han creado en torno a este evento, ni el porqué de las decisiones o apuestas por otro estado de cosas cuando cambia de manos el bastón de mando. Siempre que se toman esas decisiones deben cambiar para mejorar o al menos intentarlo. Sin embargo, cuando se antepone los intereses privados a los colectivos, la cuestión no puede llegar a buen puerto. Por eso, hablo de mediocridad ya que pocas veces el interés del colectivo, los ciudadanos, son la base de salida para que un certamen pueda dar de si todo lo que se merece por su aceptación mayoritaria entre la ciudadanía.

Por ello, sencillamente comentaré como simple espectador, periodista, fotógrafo y realizador cinematográfico, “cositas” que a mi modesto entender se han de pulir. Muchos son los aspectos, sobre todo de estilo y clase, no debe salir cualquiera al escenario, aunque existe un previo, se debe pedir un nivel aceptable en escena que otorgue a la muestra el porte que merece e incrementar el concepto Torremolinos. Municipio donde ha santo y seña turística y de ocio en todo el mundo.

Cartel del evento en Torremolinos
Bailar es bailar y punto, la gimnasia y otras muestras de saltos y elevaciones tiene otros foros a los que se puede acudir. Observé demostraciones de fuerza, no solo en los bailes, sino también entre bambalinas a base de protestas, demandas que fueron satisfechas con premios sin más ni venir a cuento. Protestas que mostraron en un espectáculo indigno en el escenario con un alarde de ego impresentable; como si se tratase de un combate de boxeo con puños cerrados en alto y vítores que recordaban otros tiempos. La muestra y los bailarines han de estar aun mínimo nivel de educación, tener mucho estilo y al menos un poco de clase para saber estar. Teniendo en cuenta que se presenta nada más y nada menos como “Campeones del Mundo”.

Apunte sobre una de las modalidades del Certamen MueBT
Mucho tienen que mirar y con lupa cercana en esta etapa que abre un nuevo tiempo si se quiere mostrar al mundo Torremolinos, pero nunca de esta forma. Este grupo de personas que va de ciudad en ciudad mostrando lo que vimos en el Principe de Asturias se repite evento tras evento y tienen que darle mucha más clase; porque esta ciudad, Torremolinos, se lo merece. Si los nuevos responsables de MueBT quieren alcanzar una cota de dignidad, credibilidad, clase, estilo y el rigor que merece todo un pueblo; deberán tener mucho cuidado de los pasos que se dan y no entregar una fiesta de la danza y el baile sin tener previsto un mínimo de resultados. No se debe olvidar que el principal actor es EL BAILE Y LA DANZA, el resto son participantes. 

Diseño sobre baile Flamenco. ©Antonio Diestro


Al rededor del baile o la danza lamentablemente surgen y manipulan personajes insólitos capaces de acudir como jueces con un chorro de títulos en su curriculum, que muchos se preguntan de dónde ha sacado esta persona tantísima titulación. Claro, como no es preceptivo demostrar nada para se juez en este evento, lo puede ser cualquiera. Sería injusto generalizar, pero esto puede pasar factura apagando poco a poco esa incipiente luz de su I Certamen. Una gestión mediocre por falta de responsabilidades sin los conocimientos debidos, no es de recibo. Así aparecen en esta mediocre sociedad primeros bailarines de compañías desconocidas o presidentes de un nebulosa sociedad de profesionales de la danza que no tienen el más mínimo pudor en confundir con su torpe discurso incluso en la TV local. Es la vida, y a río revuelto...ya se sabe. 

Un grupo en el escenario de la Sala Gades. ©Antonio Diestro
Como el titulo indica, esta reflexión, donde la mediocridad y el conformismo forman parte de conceptos como globalización y caducidad dejando de lado algo tan sencillo como es el hombr@, la Cultura, la educación y el sentido común. Nos toca vivir este tiempo de incertidumbre social y moral que deja perplejo a cualquier que reflexione con la lógica natural. Qué pena, así nos luce el pelo.

Estilo, clase y arte en escena bailando: "Rama".
Coreografía de Tomé Araujo. ©Antonio Diestro
Más educación, más respeto, enseñanza con seriedad que merece toda sociedad y formaremos hombres y mujeres con mucha más preparación para elevar el nivel medio de los ciudadanos en el futuro. Es cuestión de cultura y educación. Por ello, debemos poco a poco desterrar a los mediocres trepadores y aprovechados buscando a los mejores, porque sin duda de ellos siempre,... siempre se aprende. Es tan solo una humilde opinión de quien quiere y mucho a su tierra y su gente.

La perfección es una quimera pero puede ser una meta. La danza y el baile
es dulzura, armonía, estilo y clase en cualquiera de sus manifestaciones.
Debemos pensar, que no todo tiempo pasado fue mejor, aunque siempre es superable. Pero para decir la verdad, por lo visto en este I Certamen MueBT, se puede poner en duda la capacidad de sus rectores para al menos igualar la gestión anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario