Click y Click

Hyundai

martes, 21 de abril de 2015

Soñar es otra forma de vivir: Mi barrio (III Parte)

Es una pequeña licencia, porque aún recuerdo cuando era niño el olor de mi barrio a redes de pescadores tendidas al sol secándose en un incipiente Paseo Marítimo, las casitas de madera, no existía en el barrio agua corriente; pero su gente lo hicieron grande. Solo conocíamos agua cuando el camión del riego en la Feria de Agosto  pasaba por las calles de tierra para que no se levantara el polvo y los visitantes pasaran un poco por alto nuestra miseria en aquellos años. Con ternura me acuerdo de Eufrasia, señora que venía a casa a remendar los calcetines o José y Modesta su mujer, que cada quince días llegaban con los huevos puestos por sus gallinas en el Arroyo de Totalán. A Rafael vendiendo la rápida o cobrando lo prestado por su defe a la gente y a Pepe "el frutero" con su carro de madera que gritaba "Niña .. los peros y las manzanas!. Al vendedor de hierbas que gritaba: El tomillo, la manzanilla, la hierba buena o el afilador con su flauta que decían era traía el Calino (la mala suerte) y como no recordar a Manuel el Cenachero. ¡¡Que gran barrio!! que suerte haber nacido ahí.... Recuerdo que por las mañanas temprano al hombre de la Hidroeléctrica del Chorro apagaba las luces de las esquinas en las calles que encendería al día siguiente al atardecer. Los bares, el juego de la rana y el cabrero que vendía la leche. La fuente de la Olla y el tren de Vélez "La Cochinita".

Las casas de madera llegaban hasta la Playa de la Malagueña.
Al fondo a la izquierda la Farola
El Puerto de Málaga en la foto en obras. La Malagueña cambió  radicalmente
Que dulzura y que inocencia en aquellos años; donde cerca de casa en el portal se practicaba el estraperlo con los bolígrafos Parker, los primeros vaqueros, los transistores de National Panasonic o las cremas Pon´s que llegaban de Gibraltar. Una preciosa historia que aún hoy me gustaría con alguna de sus extraordinarios personajes llevar al cine porque como ellos decían ¡Tenemos que comer!. Soy feliz con el recuerdo porque mis padres hicieron que mi infancia también lo fuera muy feliz; aunque muchos años pasaba de muy joven en Madrid donde quiso mi familia que estudiara.

Juan Romero y Sra. junto al pequeño Enrique Romero, periodista y director del
programa "Toros para Todos"
Ellos son los responsable de que ame tanto a mi ciudad; sobre todo a mi barrio; La Malagueta, su gente y plaza de toros. Mi padre junto a mi padrino Juan Romero, responsable de la cuadra de caballos de la plaza de toros durante muchos años y grandísima persona, fueron abriendo una afición que con el tiempo se ha incrementado y tomó las bases de un aprendizaje que deja el poso después de ver muchas corridas y el consejo de los más doctos, como mi hermano Luis responsable también de mi devoción por la tauromaquia. Hombre serio y profundo que amaba la Fiesta por encima de todo. Su afición y consejos aumentaron mi aptitud como fotógrafo y cineasta, que se mantiene viva hasta nuestros días.

Muchas son las instantáneas que he disparado en La Malagueña
Lo cierto es que como aprendiz de todo y maestro de nada, he formado en mi mente un criterio de nuestra fiesta de los toros, donde el animal y la persona forman un todo inseparable. Amo al toro de lidia, ya que sin él el espectáculo se perdería por completo; y es. y seguirá siendo la base de la Fiesta. Su estampa, su inteligencia natural para la defensa y su fuerza, me causan un respeto gigantesco. Cuando al animal se le une el difícil arte del toreo practicado por el torero, es como un baile o ballet. El toreo tiene la facultad y potestad de crear imágenes y composiciones únicas, toro y torero, me sacuden la médula espinal y con su actuación permitiéndome crear, como fotógrafo y cineasta, en muchas ocasiones alcanzar casi la esencia del arte taurino.
  
Llevamos la obra de Tomé Araujo Rama a la arena
de la PLaza de Toros
Rama causó sensación en su presentación en Málaga
Nosotros mismos pusimos en marcha un proyecto en 2014. Se trata de un cortometraje basado en un joven que estudia en la Escuela Taurina. Su entorno, su ambiente y enseñanza lo traslado como meta para aquellos que sueñan con ser toreros. La película bajo el título de “Entre Luces y Sueños” se presentó en el Festival de Cine Español de Málaga, donde no fue elegida para la final; pero viajará a varios Festivales, tanto en España como en el extranjero.  

Joaquín Galdós, David Pèrez de Lara y Mª del Mar López. En la actualidad trabajamos con la Escuela Taurina y el C.P.D."Pepa Flores" 
El cortometraje tiene como protagonista a Joaquín Galdós (torero peruano afincado en Málaga) y como actriz a la bella bailarina malagueña Ana Belén Ramos ( En la actualidad trabajando en Madrid) y todo un elenco que comienza por la espectacular actriz Mª Isabel Martín Fuster (Reina de la Feria 2014), Jessica Pardo (Bailarina) o Mª del Mar López (Bailaora). Todos en su mayor parte malagueños/as. 

Ana Belén Ramos es la protagonistas con el resto de artistas
La música (es un corto musicales) original de los compositores andaluces Diego Suárez, David Pérez de la Lara y Tony Bárbara. Además como director, en el corto recuperamos y damos un homenaje a un instrumento, que fue fundamental en las entradas de las plazas de toros: el organillo.  Con el recordamos la composición “Manolete” de P.Orozco y J.Ramos. La asesoría taurina ha estado a cargo de Fernando Cámara y Oscar Plaza. Coreografías y dirección artística ha sido fundamental la aportación de su conocimiento de Elisa Bárbara.
Diseño que no dudé nunca en llevarlo a cabo:sencillo y pasional, la danza y el
Toreo. Esta vez el ballet clásico y la tauromaquia juntos en busca de sueños 
La oferta turística y de ocio en la ciudad se amplía, con gran acierto,  museos, Universidad, deporte y ahora con un mercado gourmet situado en un lateral de la plaza de toros de La Malagueta, en el que se pueden degustar productos de la gastronomía malagueña, muchos de ellos con la afamada etiqueta de "Sabor a Málaga". La Plaza Gastronomía, pronto será un referente y punto de encuentro entre los malagueños y visitantes. Aunque nadie es profeta en su tierra, seguiremos trabajando y apostando por el cine en Málaga, su gente y nuestras costumbres. A mi, personalmente trabajar en este arte, me permite soñar, sobre todo cuando escribo un guión, como ha sido en este caso "Entre Luces y Sueños" lleva mucho de mi alma y todo de mi tierra. Esto me hace sentirme muy vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario